Se ha producido un error en este gadget.

30 de enero de 2012

Miranda Sueña

  Siempre me ha gustado esta competición, quizás sea por su sistema de eliminación a doble partido o incluso, a un partido en el campo del equipo de menor categoría; me gusta porque pueden competir, en un encuentro, dos equipos de muy diferentes presupuestos, aspiraciones o categorías; me gusta porque da acceso a Europa de manera directa y en ocasiones no de manera muy complicada, pues con ser finalista frente a un equipo Champions te da el pase a jugar UEFA y para el Campeón, da también el billete para competir, al inicio de la temporada siguiente, frente al Campeón de liga, en la Supercopa de España; me gusta porque siempre se dan sorpresas y grandes, al eliminar un segunda b, por ejemplo, a un primera. Si, tengo que reconocerlo, me gusta la Copa del Rey.

  En los últimos quince años equipos como el Sevilla, Valencia, Espanyol, Betis, Zaragoza, Mallorca o Deportivo, han sido Campeones de la competición, cosa que difícilmente podrían conseguir en la Liga, o mas aun, en competición europea alguna. Inimaginable es ver a todo un Real Madrid, disputar una final, frente a su propio filial, el Castilla, pero así sucedió en el año 1980, final esta, que acabo con la mayor goleada de la historia de la Copa en una final (6-1), no creo que haga falta decir a favor de quien. Recordada también fue la edición en que el CD Numancia con Lotina de entrenador, se deshizo del San Sebastián de los Reyes en primera ronda, en segunda de la Real Sociedad tras tirar en Anoeta mas de veinte penaltis, en la tercera ronda la víctima seria otro primera, el Racing de Santander, despues caería otro primera, el Real Sporting de Gijon, finalmente y tras una trayectoria espectacular para un equipo de segunda b, les llego el merecidisimo premio, enfrentarse en cuartos a un grande, nada mas y nada menos que el FC Barcelona; en los pajaritos empate (2-2), en el Camp Nou derrota dignisima (3-2). Ahí se acababa el sueño de un modestísimo equipo del que todos los aficionados al fútbol en aquel año, fuimos seguidores, corría el año 1996.


Quince años después, algo similar esta sucediendo y digo similar, porque aun no sabemos donde esta hazaña actual va a terminar. La protagoniza un modesto equipo burgalés, concretamente el CD Mirandes, equipo del grupo 2 de segunda b, que jamás estuvo ni tan siquiera en segunda y que como dato curioso entreno, cuando militaba en tercera, Juan Manuel Lillo. Juega en un campo habilitado para apenas 6000 personas y cuyo nombre hace unos meses, solo los aficionados mas expertos conocían, pero que ahora todos saben, Anduva. El equipo de Miranda del Ebro, eliminaba a domicilio en la primera fase, al Amorebieta (0-1); en segunda ronda apeaba a la balompédica Linense, en Anduva, (3-1); en tercera ronda superaban al Logroñes también (3-1); ya en dieciseisavos, eliminarían al primer equipo de la máxima categoría, a doble partido, el Villarreal, (1-1)-(2-0); en octavos, la víctima fue el Racing, (2-0)-(1-1) y finalmente, al menos por ahora, supero, en cuartos, al Espanyol de Barcelona en el ultimo minuto de la eliminatoria, descuentos incluidos, (3-2)-(1-2), pero esto no acaba aquí, Miranda del Ebro vive desde entonces en la locura con su equipo, centro de atención futbolístico también de todo el país. En unos días toda una semifinal en Anduva, que con alguna grada supletoria, superara los 6000 espectadores, el club prefiere el calor de su afición de toda la vida a trasladarse a un campo cedido para la ocasión y con mas aforo, medida acertada, pues Anduva que vivió infinidad de partidos sin historia, se merece pasar a la historia de la Copa y sus aficionados, casi siempre sufridores, vivir este día especial en su campo de siempre.

   El Mirandes maneja un presupuesto aproximado de un millón de Euros, todos sus jugadores son españoles, su rivales, Villarreal, Racing y Espanyol cuentan en sus filas con 11, 7 y 12 jugadores no nacidos en el país, gran parte de ellos jugaron en los seis encuentros frente al equipo burgalés, el resultado es de sobra conocido. No me gustaría caer en la demagogia, ni caer en el ventajismo, pero no es normal, que futbolistas semiprofesionales, algunos con trabajos al margen del fútbol, superen a súper profesionales con salarios generosos, mas aun, si nos situamos en el contexto actual de crisis económica. Hago estos comentarios desde el convencimiento de que en numerosas ocasiones, los clubs fichan para sus plantillas jugadores foráneos de una mediocridad alarmante, con escaso compromiso, y nula implicacion, mientras en equipos de segunda b y en el mejor de los casos en segunda, numerosisimos jugadores que desde que eran niños jugaban con la misma camiseta de los equipos de primera division y con sobrada implicación, acaban formando en equipos menores y pasando penurias de todo tipo, no daré nombres, pero la lista seria interminable, tu, que ahora mismo lees mis reflexiones, podrías enumerar infinidad de ellos.


   Supongo que será imposible que a quien le corresponda, regule y vuelva a limitar el numero de jugadores no españoles que puedan formar en el 11 de los equipos, también creo que a poca gente le interesa y que por esto, no sucederá, alabo la calidad de algunos extranjeros que, claramente, aportan su calidad al juego, pero, incluso sin ninguna restricción federativa, pienso que ya va siendo hora de creer en nuestros futbolistas, Campeones de Europa en varias edades formativas y Campeones del Mundo absolutos en la actualidad, repito ya va siendo hora, de apostar por ellos; las canteras de los equipos, cada vez trabajan mejor, con mas acierto, con una formación del futuro futbolista, integral y optima para dar el salto a la elite, me gustaría que esta situación cambiase, aunque no confió en ello, entre tanto, en unos días, en Anduva, dos equipos, con 22 jugadores formados en nuestras canteras, saldrán a disputar una semifinal de la Copa del Rey, el ganador de esta eliminatoria jugara, la temporada que viene en Europa y lo hará en su totalidad, con jugadores compatriotas de los Campeones de Mundo, salvo que sea el Mirandes y sus dirigentes, pierdan la cabeza, el Athletic de Bilbao, no lo hará.  

  Quien me conoce sabe que este texto solo tiene tintes deportivos, y que disfruto con los grandes jugadores que aportan a nuestro fútbol vengan de donde vengan, pero por favor, limitemos las mediocridades, y apostemos por el producto que muchos técnicos con gran dedicación y preparación pulen diariamente para que algún día, brillen por los estadios. No hay mayor satisfacción para un técnico de fútbol base, que ese niño que le miraba con atención hace unos años, mientras le explicabas las claves del juego, salte a disputar encuentros en el Bernabéu o Nou Camp entre otros y lo digo por experiencia propia, se siente un gran orgullo.

   A los chicos del Mirandes, el Fútbol, les devolverá su trabajo y dedicación, con una fiesta mas, esta inolvidable para ellos, una semifinal de la Copa del Rey. Mis compañeros, nuestros futbolistas y yo seguiremos trabajando, como si algún día el Fútbol, nos lo fuera a recompensar, si no fuese así, el camino mereció la pena, pero no lo dudeis, siempre seguiremos caminando.

No hay comentarios: